martes, 10 de septiembre de 2013

LA CAMARA DE COMERCIO DE TORRELAVEGA, EN SU CENTENARIO, ENTREGA LA MEDALLA DE ORO DE LA ENTIDAD AL PRINCIPE DE ASTURIAS.

La distinción fue impuesta por el Presidente de la entidad, Antonio Fernández Rincón, en una audiencia que tuvo lugar en el Palacio de La Zarzuela. 
La Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega ha entregó el pasado martes 10 de setiembre, la Medalla de Oro de la institución al Príncipe de Asturias, en reconocimiento al apoyo que siempre ha brindado a todas las entidades camerales.



La propuesta de otorgar la distinción a Felipe de Borbón, fue tomada por unanimidad del Pleno Cameral, que también decidió, ante la precaria situación económica de la institución, que cada asistente a la recepción se pagara su propio viaje y estancia, asistiendo prácticamente la totalidad del pleno.

Tras la imposición de la Medalla de Oro, el Príncipe se interesó por la situación y problemas de la ciudad, siendo explicados por varios de los presentes la situación por la que atraviesa la ciudad, en tiempos bien recientes, considera motor industrial de Cantabria. Intervinieron el Presidente de la Cámara torrelaveguense quien relató al Príncipe los problemas y situación de crisis para comercio e industria, al igual que el Alcalde que además fue preguntado por D. Felipe sobre el estado de la población juvenil, ante el momento de crisis. El Alcalde relató los planes de empleo que se están presentando y elaborando.
Quizás la exposición mas rotunda fuera la del Presidente de APEMECAC y miembro del Pleno, Miguel Rincón quien enfatizo y presentó un análisis de la situación de la Pequeñas y Medianas empresa de Torrelavega, realmente ‘catastrófico y dramático’, con multitud de comercios y pequeñas empresas avocados al cierre, con la amenaza de perdida de cientos de puestos de trabajo, pues llevan al menos tres años, registrando balances negativos. Situación que, entre otras, achacó a las entidades financieras y su falta de solidaridad y apoyo para quienes necesitan, de manera urgente, financiación para poder continuar con su actividad.  
D. Felipe asintió y dijo conocer esta situación expresando sus deseos de que llegue pronto la recuperación.

Particularmente me extrañó que en este turno de intervenciones, no participara el Consejero de Industria, Turismo, Comercio con la suya,  dada su preferente situación para conocer el estado de la región y fortalezas o debilidades en Industria y Comercio o las demás de las que tiene competencia y responsabilidad en la Consejeria de la que es responsable y que se limitara, incompresiblemente, a trasladar al Príncipe el deseo del Gobierno de Cantabria de que su familia visite Cabárceno y que las infantas Leonor y Sofía amadrinen a la gorila nacida en abril.
El Príncipe de Asturias aceptó la invitación para visitar Cantabria con su familia.