sábado, 4 de abril de 2009

Isabel Guerra, el superrealismo o realismo mágico de una Monja Cisterciense de Clausura.

La verdad es que una tarde como la que tenemos hoy 4 de abril, en esta tierra de Cantabria, con una persistente llovizna, la temperatura que no supera los 13º y el ambiente gris, porque el sol debe haber escogido otros rumbos, no se presta para andar por la calle, el campo o la costa. Así que lo que toca, en mi caso, es poner en orden los correos, tirar a la basura infinidad de ellos que lo único que hacen es ocupar sitio, contestar a unos cuantos y visionar otros tantos que te llegan de la familia, amigos y otra gente que no conozco de nada, pero que en ocasiones traen cosas interesantes. Uno de estos correos interesantes, habla de una monja pintora, llamada Isabel Guerra y la verdad, cuando lo he abierto me he llevado una muy grata sorpresa. Como muchas de las cosas que nos envian por internet, son puro camelo, montajes (algunos muy bien hechos), videos trucados, etc., he buscado por diferentes sitios y sí que es real. . . . . . Isabel Guerra, nacida en Madrid en 1947,vive desde hace 23 años en la Abadía Cisterciense de Sta. Lucía, en Zaragoza. Empezo a pintar a los 12 años y a los 15, presentó su primera exposición. Es autodidacta, es decir, carece de formación académica, pinta intuitivamente y no tiene nadie en la familia que se haya dedicado al arte de la pintura. Isabel Guerra es Académica de Honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis y Académica Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. . . . . . . Sale de su clausura cada tres o cuatro años, para exponer sus cuadros en galerias de arte y ante una gran expectación. Realiza cuadros que son figurativos: interiores efectuados en el propio convento, para los que han posado las monjas, niños y niñas, y exteriores luminosos. Los motivos son rurales y cotidianos. El trazo es cuidado, ágil, seguro y así lo explica : ... Ese aspecto de interioridad me interesa mucho, porque quisiera abrir camino a la gente, dar pistas de cómo encontrarse con uno mismo, con el propio yo; de lo que hoy en día muchos huyen, y no precisamente para su bien porque todo el que huye de sí mismo pierde la oportunidad de llegar a conseguir serenidad y coherencia, consigo y con los demás. ... Hay algunos cuadros que están en un paisaje abierto y otros que tienen una mezcla, que es un tanto irreal e imaginativa. No sé si es un asomarse tímido, o un no querer renunciar al aspecto de interioridad e intimidad que busco siempre... He estado leyendo varias entrevistas realizadas a Sor Isabel, en El Pais, El Mundo o Monografias.com, de donde he entresacado algunas de sus opiniones y respuestas, como puedes leer. Si te ha llamado la atención, como a mi, lo tienes muy facil en cualquiera de los buscadores que existen en Internet. Voy a terminar, con uno de los parrafos en el que Isable Guerra explica como empezo en la pintura: ... Con dedicación exclusiva, a los 12 años. Antes emborronaba cuartillas y dibujaba las cosas que normalmente pinta un niño aficionado; de ahí que cuando por mi cumpleaños me regalaron una caja de óleos, tuve un impacto terrible. Aquello fue muy importante para mí y al día siguiente me puse con un afán loco a intentar pintar el hermosísimo paisaje que se ve desde los balcones de la casa donde nací, que es nada menos que la sierra madrileña... El mismo fondo que tenía Velázquez en su estudio, y donde ponía los retratos de los reyes. En ese lugar privilegiado pude iniciar mi profesión, y mi vocación. Leo que Isabel Guerra no cree que su condición de monja influya en su enorme poder de convocatoria:... Muchas personas no saben que soy monja y se sorprenden mucho. Otras, al saberlo, comprenden mucho más mi pintura. Y, con respecto a su firma: ...Mi firma es muy pequeña en los cuadros, pero es muy grande cuando firmo en los catálogos. En los cuadros en realidad sobraría; de hecho, cuando vamos a un museo y nos encontramos con un Greco, no necesitamos leer la firma, ¡lo vemos!, ¡es un Greco! La firma debe ser el halo, el todo del cuadro, lo que cada uno percibe inmediatamente en él. Pero hoy día la pide todo el mundo. Hay que ponerla, pero a mí me estorba, por eso procuro que no distraiga... Antes se me olvidaba siempre, pero ahora soy muy buena chica y la pongo en todos los cuadros.

3 comentarios:

elvira dijo...

De Sor Isabel, dijo el Marqués de Lozolla, era el Velázquesatual.
Dios la guarde

ana maria dijo...

ADMIRO A SOR ISABEL POR LA BELLEZA DE SUS OBRAS,PARECEN PINTADOS POR LAS MANOS DE DIOS.TENGO 84 AÑOS Y NUNCA VÍ TANTA HERMOSURA COMO EN SUS OBRAS.CONOZCO EL MUSEO DEL PRADO Y EL DE PARÍS PERO VEO EN LOS CUADROS DE ISABEL UNA BELLEZA POCO IGUALABLE EN LOS GRANDES DE LA PINTURA MUNDIAL.NO QUIERO MORIR SIN TENER UN CUADRO PINTADO POR ESA INIGUALABLE MUJER,QUE DIOS GUARDE SU VIDA POR MUCHOS AÑOS MÁS PARA QUE SIGA HACIENDO FELICES A LOS MORTALES.UN BESO ENORME.ANA MARIA MARTINEZ-CÓRDOBA-ARGENTINA MI DIRECCION DE MAIL ACTUAL ES:MARTINEZBUFFA@HOTMAIL.COM.

Mariana dijo...

Què bendiciòn de Dios hermana!
Què hermosura de pintura para mostrar las maravillas de Dios en la naturaleza y en el hombre!

Què el Señor la siga bendiciendo para que podamos disfrutar de sus hiperrealistas pinturas.

Una admiradora chilena

MARIANA

delfinacl2@gmail.com